Houdetot, madame d’ – (1730-1813)

Élisabeth Sophie de Lalive de Bellegarde d’Ormesson, es conocida por madame d’Houdetot por su matrimonio, a los dieciocho años, con un gentilhombre normando, conde de Houdetot, jugador empedernido del que nacerán dos hijos y del que acabará separándose y viviendo apaciblemente, cercanos uno del otro y viviendo cada cual su propia vida.

Hija de un fermier général, había nacido en París en 1730 y era hermana del marido de madame d’Épinay, aunque de inteligencia más viva, alegre y chispeante que su cuñada; amable de carácter, por lo demás, e inclinada a la poesía, aunque también de una ausencia de belleza objeto de comentarios.

No incompatible con sus propio matrimonio, mantenía desde 1752 con el poeta descriptivo Jean-François Saint-Lambert (1716-1803) , autor de unas Saisons (1769) una fiel relación que durará hasta la muerte de éste.

Madame d’Houdetot, muy a su pesar, vino a despertar en Rousseau -ese “loco interesante” como ella le llamaba-, con ocasión de la estancia del ginebrino en el Ermitage (1757), un amor inquieto y no correspondido, que acabará provocando su expulsión del lugar. Y él escribirá en Les confessions (libro IX), que ella encarnaba “la gracia, la dulzura jovial y la bondad.

Después de la Revolución madame d’Houdetot reunirá en el salón de su propiedad de Sannois, en el valle de Montmorency,  a los supervivientes de aquella sociedad literaria del siglo que concluía: La Harpe (autor de una tragedia en cinco actos y en verso, Le comte de Warwick, que tuvo un cierto éxito en su momento, 1763), el fabulista Florian, el académico abate André Morellet (1727-1819, autor de un Manuel des inquisiteurs y de Memoires y colaborador de la Enciclopedia), el periodista Suard y algunas jóvenes promesas como Chateaubriand.

Morirá en París, en enero de 1813. Dejaba unos “Pensamientos” (Pensées) y versos llenos de finesse et d’agrément (Bouillet).

APUNTE BIBLIOGRÁFICO

HAZARD, Paul: La crise de la conscience européenne (1680-1715); París, 1935, diversas ediciones posteriores, Fayard, 1961.

Por favor, síguenos y comparte:

Deja un comentario