Lespinasse, mademoiselle de – (1732-1766)

Julie Éléonore de l’Espinasse, hija adulterina de “una dama del gran mundo separada de su marido” –dice el Dictionnaire Universel de M. N. Bouillet-, y de Gaspard Nicolas de Vichy, conde de Chamrond (hermano de María de Vichy Chamrond), más conocida luego por mademoiselle de Lespinasse, había nacido en Lyon en 1732. Huérfana de madre a los 15 años, había entrado luego como ama de llaves en casa del marido de su madre que la hizo objeto de humillaciones y mal trato.

Hasta que, a los 20 años, entró al servicio de su tía natural, que empezaba a perder visión, hasta acabar atrayendo a su propio entresuelo rue de Bellechasse, a partir de 1764, a algunos de los parroquianos de la marquesa, que lo empezaron a frecuentar, Eran Jean d’Alembert –que la amó-, Marmontel, Marivaux, Condillac, Condorcet, Turgot y su amigo el poeta Jean-Antoine Roucher que acabará en la guillotina, filósofos y políticos.

Dotada de una agil inteligencia, mademoiselle de Lespinasse dirigía la conversación -refiere Marmontel-, con facilidad y soltura. Era imaginativa, inquieta, ardiente de corazón y tumultuosa en su vida sentimental. Fue amante del aragonés José María Pignatelli (hijo del embajador de España Joaquín Atanasio Pignatelli, a la sazón embajador de España en París) que abandonó Francia para ir a morir a Mademoiselle de l’Espinasse su tierra; y estuvo perdidamente enamorada, por un momento, de un conde de Guibert –militar y dramaturgo discutido-.

Aun frecuentando a los enciclopedistas, mademoiselle de Lespinasse daba prioridad a los sentimientos extremos y a las efusiones del corazón , como antídoto al “hastío universal”, entre desgarros declamatorios  (de lo que su correspondencia da testimonio), anunciando ya un nuevo momento cultural y emocional; y con ella, los sentimientos, la pasión y las flaquezas del alma comenzaban a penetrar en aquella sociedad mundana y racionalista.

El alma atormentada de Julie de Lespinasse sólo encontró alivio y reposo con su temprana muerte en 1776, y muchos, como Voltaire, sintieron sinceramente su pérdida.

APUNTE BIBLIOGRÁFICO

Mon ami, je vous aime. Cartas escogidas y prefacio de Chantal THOMAS; París, Mercure de France, 1996.
ARAGON, Marie-Christine d’— y Jean LACOUTURE: Julie de l’Espinasse: mourir d’amour; Ed. Complexe, 2006.
BOTT, François : La demoiselle des Lumières; París, Gallimard, 1997.
CRAVERI, Benedetta: L’âge de la conversation; Gallimard, 2002.

Por favor, síguenos y comparte:

Deja un comentario