Épinay, madame d’- (1726-1783)

Louise Florence Pétronille Tardieu d’Esclavelles, marquise d’Épinay (1726-1783), era de origen noble normando por su padre, de quien queda huérfana a los diez años; su madre la hizo ingresar en un convento, de donde Louise saldrá a los diecinueve años para casarse con un primo suyo, el muy rico Denis Joseph Lalive d’Épinay (1724-1782), fermier général o arrendatario de impuestos, que va a hacerla marquesa.

Pareció ser feliz durante un corto período de tiempo y, de un par de alumbramientos que tuvo, le sobrevivirá un hijo, hasta que empezaron las infidelidades del manirroto y desordenado de su marido, y ella, con 23 años, acabó instando y obteniendo judicialmente separación de cuerpo y de bienes, ya a mediados de 1749.

Frecuentaba algunos salones literarios y, en su mansión de la Chevrette, a unas leguas de París, empezó a recibir a Duclos, Voltaire, d’Alembert, Diderot (¡gran animador de la conversación!), consolada de su orfandad sentimental y sus disgustos domésticos con amantes como Louis Dupin de Francueil (fermier général también él, casado por entonces con su primera mujer), con el que tendrá dos hijos y uno de ellos llegará a obispo.

Fue a través de Dupin de Francueil como Louise conoció a J. J. Rousseau, al que dará protección en abril de 1756 en l’Ermitage, en Montmorency, casita situada en el parque que rodeaba su residencia, y allí comenzará el misántropo filósofo a preparar su Nouvelle Héloïse.

Pero será con Grimm -al que ella conoció por Rousseau-, con quien madame d’Épinay mantendrá una larga relación sentimental, y que reinará en su salón. Y las relaciones de la pareja con el ginebrino no tardaron en degradarse, afectado éste por la incontrolada pasión, no correspondida,  que le inspiraba madame d’Houdetot, lo cual acabará provocando la expulsión del autor de Héloîse en diciembre de 1757.

Además de haber dejado una abundante correspondencia, particularrmente con el economista y escritor abate napolitano Galiani, es autora de una Histoire de madame de Montbrillant, inconclusa y de carácter autobiográfico -en la que colaboró Diderot-, y de alguna obra pedagógica (Conversations d’Émilie, 1774).

APUNTE BIBLIOGRÁFICO

Mémoires et Correspondance de madame d’Épinay,où elle donne des détails sur ses liaisons avec Duclos, J. J. Rousseau, Grimm, Diderot, le baron d’Holbach, Saint-Lambert, madame d’Houdetot et autres personnages célèbres du XVIII siècle. É. Didier, 1885.

BADINTER, Élisabeth: Madame du Châtelet, madame d’Épinay, ou l’ambition féminine au XVIIIe. Siècle. Flammarion, 2006. (Segunda edición).

L’oeuvre de Madame d’Épinay, écrivain-philosophe des lumières. “Actes du Premier Colloque International conscré à Madame d’Épinay”; (UFR, Lettres, Arts et Sciences Humaines de Nice Sophia-Antipolis, nov. 2006; L’Harmattan, 2010.

Por favor, síguenos y comparte:

Deja un comentario