Naturalismo

El nacimiento y destino del Naturalismo son inseparables del propio destino de Zola. Desde 1868, en el prefacio a la segunda edición de Thérèse Raquin, él hablaba ya de “los escritores naturalistas”. Pero será solo diez años después, en la época de la publicación de “l’Assommoir”, cuando se constituya, efectivamente, una escuela naturalista. Y serán rasgos quasi definitorios del movimiento el pesimismo fundamental en la visión de la existencia (que acentuarán aún más la derrota ante Prusia, la pérdida de Alsacia y Lorena, y la Comuna), el determinismo dado por la raza, el medio…, las teorías en voga por entonces acerca de la herencia en las personas, cierta propensión por lo vulgar y lo sórdido, y el interés por la documentaciòn minuciosa sobre el terreno. Sigue leyendo

ZOLA, Emilio (1840-1902)

Émile Édouard Charles Antoine Zola nacía en París, el 2 de abril de 1840, en el 10 de la rue Saint-Joseph, pero su infancia, a partir de los tres años, iba a trascurrir en Aix-en-Provence, donde su padre Francesco Zolla, de origen veneciano, ex-oficial de artillería y ahora ingeniero, estaba dirigiendo la construcción de un canal. Pero el joven Émile sólo tenía siete años cuando su padre muere, dejando a su familia en una difícil situación material. En el colegio de Aix, cuya formación seguirá hasta el nivel de troisième, entabla amistad con su condiscipulo Paul Cezanne. Sigue leyendo