Verneuil, Henri (1920-2002)

            Verneuil, Henri (1920-2002) – Ashod Malakian, más conocido por Henri Verneuil, nacía en Rodosto (Turquía) el 15 de octubre de 1920, en el seno de una familia armenia.

Sus padres huyen del genocidio de Kemal Ataturk contra su etnia, y llegan a Marsella en diciembre de 1924, con dos tías del pequeño, Anna y Kayané, cuando él tenía cuatro años. Aquí pasará Ashod su infancia, crecerá entre estrecheces familiares y se educará, para acabar adquiriendo la nacionalidad francesa veinticinco años después.

            Ashod empieza a trabajar desde joven como periodista en papel y radio –(es entonces cuando adopta el nombre por el que se le conoce), después de haber estudiado ingeniería en la Escuela Naval des Arts et Métiers de esa ciudad, por complacer a su padre, pero su inclinación por el cine, manifestada en él desde la adolescencia, era fuerte.

Terminada la guerra y la ocupación alemana, el joven postulante decide “monter” a París en busca de mejores oportunidades pa su vocación, e inicia su carrera cinematográfica a partir de 1947, como asistente de realización de Robert Vernay en 1949 y dirige diversos cortometrajes entre 1947 y 1950, ya naturalizado francés por decreto de 4 de noviembre de 1949. Uno de ellos era “Escale au Soleil” con el ya consolidado Fernandel, por primera vez, a quien le unirá en adelante una sólida amistad, a pesar de la diferencia de edad entre ambos.

Realizará a lo largo de su carrera numerosas películas que serán grandes éxitos populares y muy taquilleras, en las que intervendrán la mayor parte de los actores y actrices nacionales (Gabin, Belmondo, Delon…), y donde él mismo intervendrá, aquí y allá, como director, productor, guionista e incluso actor.

            En el otoño de 1954, sale “Le mouton à cinq pattes” (expresión referida a una rareza, a algo excepcional), película de cortos episodios (sketches), con los populares actores cómicos -además de Édouard Delmont-, “Fernandel” (Fernand Contandin) -que interpreta cinco papeles diferentes-, y Louis de Funès, trabajando ambos juntos por segunda vez.

En 1956, Verneuil encuentra, finalmente, la consagración en su pais con “Des gens sans importance” (según la novela de Serge Groussard), con música de Joseph Kosma; en el reparto aparece por primera vez Jean Gabin trabajando con Verneuil, al lado de Françoise Arnoul.  Cinta-drama sentimental en la que se abordaba ya el vidrioso tema del aborto

Después de otras películas como “París, Palace Hôtel” y “Maxime” con Michèle Morgan, viene “La Vache et le prisonnier”, comedia franco-italiana, rodada mayormente en Alemania, en el verano de 1959, y que obtendrá un grande y durable  éxito de taquilla, con cerca de 9 millones de espectadores. Será la última colaboración entre Verneuil y Fernandel…

            En 1943, en plena guerra, Charles Bailly (Fernandel), decide fugarse de la granja donde trabaja como prisionero de guerra en Alemania. Su plan: cruzar el país bajo la apariencia de un granjero en desplazamiento local, acompañado de una vaca (a la que llama Marguerite) y de un caldero lechero vacío… Ya en Lunéville, Charles consigue subirse a un train que, para su mala suerte, ¡va con destino a Alemania!…

            Y en 1961, “Les Lions sont lâchés” (“Los leones andan sueltos”), con diálogos de Michel Audiard, compartiendo Michèle Morgan cartel con Lino Ventura, Jean-Claude Brially, Claudia Cardinale y Danielle Darrieux.

Después del drama político “Le President” también de 1961 -según novela del belga G. Simenon y adaptación de Michel Audiard-, con la soberbia interpretación de Jean Gabin en el papel de Beaufort (un ex-Presidente del Consejo bajo la IV República), vienen la comedia dramática “Un singe en hiver” (“Un mono en invierno” de 1962, con J. Gabin y Jean-Paul Belmondo) y, sobre todo, “Mélodie en sous-sol” (“Gran jugada en la Costa Azul”) de 1963, una de esas películas que no parece destruir el tiempo, clásico del polar a la francesa, de nuevo con el experimentado Jean Gabin en el papel de un veterano truhán, un vieux briscard, en compañía del charmeur Alain Delon, y Vivianne Romance en un segundo nivel, con diálogos de Michel Audiard…

Verneuil, Henri. Mélodie en sous-sol

            En esta última -producción franco-italiana-, apenas salido de la cárcel, Charles, un truhán retirado, no parece dispuesto a enmendarse antes de tener con qué ir a jubilarse a cuerpo de rey al extranjero; y decide organizar un gran golpe: el atraco al Casino de Palm Beach en Cannes. Para llevarlo a cabo, Charles contará con Francis Verlot, un joven delincuente al que tuvo como compañero de celda, y con Louis, el cuñado de éste.Y cada uno de ellos tendrá un cometido bien definido: Charles vigilará las salas de juego, Francis pondrá en práctica sus encantos personales para acceder a los interiores del lugar, y Louis será el chófer de los dos…

            Y Henri Verneuil alcanza ahora renombre internacional.

En 1964 Henri Verneuil rueda el drama bélico “Week-end  à Zuydcoote” (“Fin de semana en Dunkerque”, según la novela de Robert Merle del mismo nombre, premio Goncourt en 1949), que narra la retirada de los aliados en Dunkerque, desde la perspectiva de un soldado francés (Jean-Paul Belmondo).

Este mismo año de 1964 Verneuil rueda también “Cent mille dollars au soleil”, película de aventuras ambientada en África a principios de los años ‘60, con Jean-Paul Belmondo, Bernard Blier y Lino Ventura.

            Henri Verneuil busca nuevos aires y se traslada a Italia y también a Méjico para seguir desarrollando su carrera. Y en “La vingt-cinquième heure”, salida a las pantallas en 1967 (“Hora 25”), aparecen Anthony Quinn, Virna Lisi y Serge Reggiani. Se trata de una producción franco-italiana-yugoslava, basada en la célebre novela de 1949, del rumano Virgil Gheorghiu, que se acordaba de las atrocidades del ejército ruso en toda la Europa del Este, en su avance sobre Berlín.

“Le Clan des Siciliens” de 1967, adaptación de la novela homónima de Auguste Le Breton, con música de E, Morricone, y otro gran éxito de taquilla del realizador, sale a la gran pantalla en diciembre de 1969; aquí aparecen tres grandes actores del género: Lino Ventura con Jean Gabin al lado de Alain Delon otra vez.

            Roger Sartet (Alain Delon) es un asesino y ladrón de joyas, liberado de prisión por el clan de Vittorio Manalese (Jean Gabin), que le necesita para llevar a cabo el robo de las joyas de una exposición que se celebra en la Galería Borghese de Roma y que deberán regresar a los Estados Unidos vía París…Tras él, el comisario Le Goff (Lino Ventura)…

            Luego vendrán “La Bataille de San Sebastián” (“Los cañones de San Sebastián”) producción franco-italo-mejicana de 1968 -basada en la novela “A Wall for San Sebastian“, de William Barnaby Faherty-, con música de Ennio Morricone y la presencia de Antony Quinn y Charles Bronson; cinta que responde más a la película de aventuras que al tradicional “spaghetti western”…

                Ambientada a mediados del siglo XVIII, cuenta cómo León Alastray (Anthony Quinn), patriota rebelde que ha sido herido por los gubernamentales, huye por las calles de un pueblo mejicano para refugiarse, finalmente, en la iglesia donde el viejo franciscano José (Sam Jaffe), le acoge negándose a entregarlo. Condenados ambos al destierro, se refugian en un remoto y devastado poblacho, San Sebastián, donde se verán acosados por toda clase de peligros. Y el mestizo Teclo (Charles Bronson), jefe aquí de los yaquí que dominan este territorio, se opone a la dominación española y la Iglesia…

            …Y “Le Casse” (“El furor de la codicia”), rodada en 1971 para la productora Columbia Pictures, con Jean-Paul Belmondo, Omar Sharif y Nicole Calfan, entre otros; “Le Serpent” de 1973, ambientada en el espionaje internacional, con grandes actores como Yul Brynner, Henri Fonda, Dirk Bogarde o los franceses Philippe Noiret y Michel Bouquet.

En 1975 sale “Peur sur la Ville” (“Pánico en la ciudad”, con J. P. Belmondo y música de Ennio Morricone, donde es cuestión de un psicópata que acostumbra a llamar a sus víctimas por teléfono antes de ir a asesinarlas).

 

            La película comercial y de taquilla era su especialidad, pero Henri Verneuil hace también algun incursión en un cine más “comprometido” (a la manera de Yves Boisset, p. ej.) con tres películas-reportaje o de testimonio social o político: “Le Corps de mon ennemi” de 1976 (crítica de los notables de provincias, con J.-P. Belmondo, Bernard Blier y Marie-France Pisier entre otros, inspirado en la novela epónima de Félicien Marceau), “I…comme Icare” (1979), con Yves Montand y música de Ennio Morricone nominada al César al mejor guión en 1980; y “Mille milliards de dollards”, de febrero de 1982, traducida por “Mil millones…” -considerada por algunos como su obra maestra- con Patrick Dewaere en su penúltima intrepretación antes de morir joven (crítica de las multinacionales y la de la globalización naciente (fenómenos de economía mundial que Verneuil, por razones generacionales, no llegó a comprender).

            “Les Morfalous” (“Rufianes y tramposos”), película bélica de acción de 1984, con J-P- Belmondo y Jacques Villeret, resultó un fracaso; visto lo cual y una cierta edad que se iba echando encima, Henri Verneuil va a ir disminuyendo el ritmo de su actividad.

            Vendrá luego un díptico de carácter intimista, películas donde Verneuil quiere contar la saga de su familia, la hermosa historia de amor de sus padres, su infancia y sus recuerdos de la inmigración: “Mayrig” (“mamá” en armenio), de 1991 con Claudia Cardinale y Omar Sharif –basándose en la narración del mismo titulo que Ashod/Henri había escrito ya en 1985 (ed. R Laffont), tras el fallecimiento de su querida madre. Y “588 rue Paradis” (1992), tambien con Omar Scharif, Claudia Cardinale junto a Richard Berry y otros; nueva incursión en su vida personal. “Si c’était à recomencer –dirá él en Mayrig libro-  c’est par cette enfance-là que je recommencerais bien”

Películas, ambas, no obstante, que –coincidiendo ya con un cambio de preferencias del público por otros directores-, fueron recibida tibiamente.

            Habiendo transitado por diversos géneros, aunque especialista en el cine de acción, Henri Verneuil se encuentra, posiblemente, entre los más “comerciales” de los metteurs en scène de la segunda mitad del siglo XX, convertido ya en uno de los patriarcas del cine francés.

 En 1996 recibía en 1996 el “César de honor” por el conjunto de su carrera, e ingresaba en la Academia de Bellas Artes en diciembre de 2000, aun cuando siempre había contado con menos prestigio entre la crítica (y particularmente en los círculos pontificantes de la Nouvelle Vague y de los “Cahiers du cinéma”), que  popularidad entre la gran masa de espectadores.

Henri Verneuil

Al término de una actividad con un treintena de películas, cinco de las cuales con Jean Gabin, seis con Jean-Paul Belmondo, tres con Alain Delon y dos con el norteamericano Anthony Quinn, Henri Verneuil moría en una clínica de París el 11 de enero de 2002, a los 81 años, tras una crisis cardíaca. Después de unos sentidos funerales en la iglesia episcopal armenia de París Saint Jean Baptiste de Paris, a los que asistieron numerosas notabilidades del mundo de la cinematografía, la comunicación y las artes, Ashod Malakian/Henri Verneuil fue enterrado en el cementerio Saint-Pierre de Marsella.

 

            Había estado casado con Françoise Bonnot (1939-2018), montadora de films, de cuya unión nacerá Patrick Malakian (realizador él mismo). Otros hijos suyos seran Sevan Malakian (nacido en 1985, jinete y cantante rapero), Sophie Malakian (actriz) y Gayané Verneuil (actriz), nacida ésta en 1990, que el cineasta tuvo a los 69 años con su última mujer la arqueóloga Véronique Sédro (matrimonio disuelto en 1999).

APUNTE BIBLIOGRÁFICO

VERNEUIL, Henri: Mayrig; Le Grand livre du mois; R. Laffont, 1985 y ediciones posteriores.
DARRÉ, Yann: Histoire sociale du cinéma français; Éd. La Découverte, 2000.
ÉTHIS, Emmanuel: Sociologie du cinéma et de ses publics (bajo la dirección de François de Singly), nueva edición, Armand Colin, 2007.
RUE, Jean-Jacques: Mangez-vous les uns les autres; petite histoire du cannibalisme au cinéma; Tausend Augen, 2004.
RUSSO, Christian-Marcel: V…comme Verneuil; Bruselas, Ciné-revue, 1980.
VIGNAUD, Roger: Henri Verneuil. Les plus grands succès du cinéma, con prefacio de Claudia Cardinale; Autre Temps, Gémenos, 2006.

En español:

HUESO MONTÓN, Ángel Luis: El cine y el siglo XX; Barcelona, Ariel, 1998

Por favor, síguenos y comparte:

Deja un comentario