Prévost, abate – (1697-1763)

Antoine François Prévost d’Exiles, conocido por abate –, nació en Hesdin (Artois) en 1697, hijo de un procurador del rey.

¡Extraño personaje, este Prévost! “Fraile, soldado, otra vez fraile, soldado de nuevo, desertor, bígamo en Holanda –dirá Albert Chérel (1880-1962)-, viajero en Basilea y luego en Londres, benedictino en Francia, camarero de café en Amsterdam, director de teatro, timador de libreros, disoluto, pasándose al anglicanismo y regresando a Francia para hacerse fraile cluniacense y capellán del príncipe de Conti” (en H. Roddier).

Sigue leyendo

Voltaire – (1694-1778)

François-Marie Arouet, conocido por Voltaire, rebelde benjamín de un notario del Chalelet, y que llegará a ser el escritor más ilustre las Luces francesas, nacía en París el 21 de noviembre de 1694. Bel esprit y poeta de salón al principio, dos veces encerrado en la Bastilla, en 1717 y en 1726, proscrito de París por el gobierno a partir de 1753, pero visitado por toda Europa en su château de Ferney, encarnará al final de su vida, una de las más destacadas novedades del siglo: el culto del gran hombre. Él, uno de los grandes irreverentes del siglo, se mostrará respetuoso con la tradición literaria, y también será innovador.

Sigue leyendo

Vauvenargues – (1715-1747)

Luc de Clapiers, marqués de Vauvenargues soñaba con la gloria militar, pero, por desgracia, sufrió congelación en las piernas en la retirada de Praga (1742).

Habiendo quedado su salud notablemente alterada y sin posibilidades de promoción militar, y resignado con lo que el destino le deparaba, Vauvenargues se retira a París, donde redacta una Introduction à la connaissance de l’esprit humain, a la que seguirá ese pequeño libro (Réflexions et Maximes), en estado de esbozo (1746), que merecerá el elogio de Voltaire.

Sigue leyendo

Turgot – (1727-1781)

          Hijo de Michel Étienne Turgot –prévôt des marchands (cabeza de la administración municipal, representante del rey) de la ciudad de París, bajo Luis XV-, y de Madeleine Françoise Martineau de Bretignoles, Anne Robert Jacques Turgot, baron de L’Aulne, nacía en París el 10 de mayo 1727, tercero de una familia de cuatro hermanos. Sigue leyendo

Saint-Pierre, Bernardin de – (1737-1814)

Jacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre nació en Le Havre en 1737, en el seno de una familia modesta que sólo le pudo asegurar, inicialmente, unos precarios estudios en los jesuítas de Caen y luego en Rouen.

Dotado para las matemáticas, llegará primero a oficial y casi a ingeniero de Caminos, si no fuera porque la escuela de Ponts et Chaussées, cerró antes de que él concluyera sus estudios.

Sigue leyendo

Rousseau, Jean-Jacques – (1712-1778)

Jean-Jacques Rousseau nació en Ginebra en 1712, de una familia protestante de origen francés.

Huérfano de madre, a la que perdió cuando le daba la vida, e hijo de un relojero de la ciudad de carácter destemplado y violento, pasó su infancia de pensión en aprendizaje, entre lecturas que venían a excitar en él su natural tendencia a la soledad y al ensueño, hasta los dieciséis años en que decidió abandonar Ginebra y el protestantismo, una tarde en que encontró las puertas cerradas de la ciudad.

Sigue leyendo

Montesquieu – (1689-1755)

Charles Louis de Secondat, barón de la Brède y de –, nació en el château de la Brède, cerca de Burdeos, en enero de 1689, en el seno de una familia de magistrados de varias generaciones, y prosiguió sólidos estudios con los oratorianos de Juilly, ante de estudiar derecho, como parecía preceptivo en la tradición familiar.

En 1716, con 27 años, era ya presidente (président à mortier) en el Parlamento de Guyena, pero no mostrará mucho interés por sus funciones y acabará vendiendo el cargo diez años después.

Sigue leyendo

Marivaux – (1688-1763)

Pierre Carlet de Chamblain de Marivaux nació en París en 1688. Su juventud y su educación nos son mal conocidos. Parece que habitó en Riom, donde su padre era director de la moneda; y, a los dieciocho años consigue que se represente una primera comedia suya. Luego estudia derecho en París y entabla relación con La Motte y Fontenelle. Así es como adhiere al grupo de los “Modernos” y colabora en su órgano Le Nouveau Mercure (1717-1720).

Sigue leyendo

Laclos – (1741-1803)

Pierre Ambroise François Choderlos de Laclos, nació en Amiens en 1741, en el seno de una familia de pequeña nobleza, y –según una tradición familiar- descendería de moriscos españoles refugiados en Francia en el siglo XVII. Ingresa en el ejército cuando se termina la guerra de los Siete Años y va avanzando lentamente, de guarnición en guarnición: Estrasburgo, Grenoble, Besançon, Valence… Para matar el tiempo, produce cuentos galantes y Poésies fugitives, que han llegado hasta nosotros. Y cabe suponer que el libro Liaisons fue precedido de ensayos que permanecieron en el cajón.

Sigue leyendo

Holbach, barón d’ – (1723-1789)

Paul Henri Thiry, barón de Holbach, figura importante del enciclopedismo, nació en 1723 en Hildesheim, en el Palatinado, en el seno de una rica familia.

Había adquirido una sólida formación en ciencias naturales, en química y en mineralogía, y escrito diversos libros en alemán, cuando decidió fijarse en París. Su fortuna le iba a permitir mantener mesa franca de invitados y poner sus riquezas a disposición del movimiento filosófico, a cuya defensa se entregó con pasión y del que él mismo es, en sus obras, un eco poco original. Además de diversos artículos en la Enciclopedia relativos a su especialidad, va a producir, en adelante, uno tras otro, escritos filosóficos, antirreligiosos y ateos, casi todos protegidos por el anonimato o el pseudónimo, y todos con el mismo empeño y afán.

Sigue leyendo

Helvétius – (1715-1771)

Claude Adrien Helvétius, hijo de un médico de Luis XV y rico fermier général él mismo, decidió retirarse de los negocios en 1750, para proteger a los filósofos y casarse al año siguiente. Porque el salón de su mujer, va a convertirse en el Cuartel General de la “filosofía”. Intelectualmente discípulo de Condillac, en sus libros -mediocremente escritos- aplica a la moral las consecuencias extremas del sensualismo. El tratado De l’esprit, exposición de la doctrina sensualista sobre la que fundamenta toda la psicología, provocó gran escándalo en octubre de 1758, acusado de socavar los valores morales; fue denunciado por la Sorbona, condenado por el arzobispo de París y por el Papa como impío, y considerado  una amenaza para la autoridad real, a pesar de la retractación formal a la que su autor se avino; incluso algunos, en las filas enciclopedistas, emitieron reservas.

Sigue leyendo

Fontenelle – (1657-1757)

Hijo de un abogado en el Parlamento de Rouen, donde ejercía la abogacía “con más honra que celebridad” –dice el Grand Dictionnaire Historique de Moréri-, y de Marthe Corneille (hermana de los dramaturgos Pierre y Thomas Corneille), Bernard Le Bovier de Fontenelle nació en esa ciudad normanda el 11 de febrero de 1657, y siguió sólidos estudios clásicos con los jesuítas.

Sigue leyendo

Diderot – (1713-1784)

Denis Diderot, hermano mayor de una familia numerosa, nació en Langres (Champaña) en 1713; su padre, Didier Diderot, maestro cuchillero, vivía holgadamente y destinaba Denis a la clericatura, para suceder  a un tío canónigo en cierto beneficio eclesiástico que poseía la familia, para lo cual fue tonsurado a los trece años. En los jesuítas de su ciudad natal fue alumno brillante pero indisciplinado, hasta acabar huyendo con la complicidad de un joven profesor, en beneficio de otro colegio de la compañía en París, el Louis-le-Grand, o Harcourt; allí prosiguió estudios de humanidades, hasta obtener el título de maître ès-arts, en 1732.

Sigue leyendo

Condorcet, marqués de – (1743-1794)

Maríe Jean Antoine Nicolas de Caritat, marqués de Condorcet nació en Ribemont (Aisne), en septiembre de 1743, en el seno de una familia de antigua nobleza del Delfinado (Dauphiné). Educado por los jesuítas, alumno luego del collège de Navarre de París, comienza imponiéndose con un Essai sur le calcul intégral, en 1765.

Sigue leyendo

Condillac – (1715-1780)

El filósofo Étienne Bonnot de Condillac, que será conocido por  abate Condillac, había nacido en Grenoble en 1715 y morirá en la abadía de Flux (Beaugency) en 1780.

Habiendo renunciado al sacerdocio, se trasladó a París en 1740 y comenzó a frecuentar a los intelectuales ilustrados (Fontenelle, Rousseau, Diderot).

Sigue leyendo

Chamfort – (1740-1794)

Todo lo que de seguro conocemos de Sébastien Roch Nicolas, que tomará el nombre de Chamfort, se lo debemos a P.L. Ginguené que acompañó con un importante suplemento biográfico la edición póstuma, en 1795, de una antología de su amigo en cuatro vols.: Pensées, maximes et anecdotes que el finado guardaba con vistas a un futuro libro Produits de la Civilisation perfectionée.

Sigue leyendo

Beaumarchais – (1732-1799)

Pierre Auguste Caron nació en París en enero de 1732. Era el séptimo hijo de un relojero parisiense, de la rue Saint-Denis, y tuvo ocasión de dar sus primeros pasos en el digno oficio de su padre, inventando un nuevo sistema de rueda de escape. Particularmente dotado para la música, consiguió pronto hacerse un hueco en la corte, convirtiéndose en maestro de arpa de las hijas de Luis XV, adquirió el cargo de controlador en la Casa real (1755) y luego de secretario del rey (1761), con lo que accedía a la calidad de noble. No tardó en adoptar el nombre de un pequeño feudo que pertenecía a su mujer, para llamarse, a partir de entonces, Caron de Beaumarchais. Pero su intimidad indiscreta con madame Adelaida, le valió pronto una lettre de cachet que le prohibía en adelante la entrada en Versalles.

Sigue leyendo

Alembert, d’ – (1717-1783)

El matemático, físico y filósofo Jean Le Rond D’Alembert fue recogido en París en la escalinata de la iglesia Saint-Jean-le-Rond, en noviembre de 1717, llevado al hospicio y bautizado luego con el nombre del lugar donde se le había hallado. Y, posteriormente, confiado a los cuidados de la mujer de un artesano vidriero. Era, de hecho, el hijo que madame Tencin había tenido con el chevalier Destouches, comisario provincial de artillería quien, si no reconoció al niño, seguirá ejerciendo sobre él, en adelante, una discreta protección.

Sigue leyendo