Lacan, Jacques

          Jacques Lacan (1901-1981) – El que será relevante y discutido psiquiatra y psicoanalista, Jacques Marie Lacan, nacía en París el 13 de abril de 1901, en el seno de una acomodada familia de negociantes; fueron sus padres Alfred Charles Lacan y Émilie Philippine Baudry, y era el primogénito de lo que serán varios hermanos (entre ellos Marc-Marie, que será benedictino). Sigue leyendo

Por favor, síguenos y comparte:

Curie, Pierre (1859-1906) y Marie (1867-1934)

          Resulta prácticamente obligatorio citar conjunta y solidariamente a Pierre Curie con su esposa Marie, ambos eminentes físicos.

Él nacía en París el 15 de mayo de 1859, y era hijo de Eugène Curie (1827-1910) -librepensador e intransigente republicano, que se había distinguido ya en la revolución de 1848 y lo hará también en la Comuna de París, de una familia protestante de médicos por tradición, originaria de Alsacia-; y de Claire Depouilly (1832-1897), hija ella misma de un industrial de la cercana Puteaux al O de París.

Sigue leyendo

Por favor, síguenos y comparte:

Champollion, Jean-François (1790-1832)

          Jean-François Champollion, quien sería fundador de la egiptología científica, nacía en Figeac (departamento del Lot), el 23 de diciembre de 1790, en el seno de una familia de mediana burguesia local por parte de madre, donde vinieron a nacer siete hijos (cinco supervivientes), de los que Jean-François será el benjamín. Su padre vivía del noble ejercicio de vender libros. Sigue leyendo

Por favor, síguenos y comparte:

Bernard, Claude (1813-11 febrero 1878)

El que iba a ser eminente fisiólogo de la ciencia francesa, nacía en la aldea de Châtenay de Saint Julien, cerca de Villefranche-sur-Saône –región del Beaujolais-, el 12 de julio de 1813, y era el primogénito de Jean-François Bernard, un agricultor viñador medio y de una madre, Jeanne Saulnier, piadosa y de suave carácter, de la que guardará una imborrable memoria; matrimonio del que nacerán tres hijos más.

El pequeño Claude inicia su infantil andadura con el párroco de Saint Julien, para el que ejerce de monaguillo en la misa y que le enseñará latín; y su escolaridad formal en la escuela comunal, hasta los ocho años; después de un tiempo con los jesuítas de Villefranche, en 1831 pasa al colegio real de Thoissey (a 20 km de allí, en dirección a Macon) –donde, según los programas de la época, enseñaban sobre todo letras, pero no física ni ciencias naturales-.¡Eran los tiempos!

Sigue leyendo

Por favor, síguenos y comparte: